A pesar de los compromisos internacionales, para Uruguay es muy importante desarrollar un sistema de monitoreo y verificación para fines domésticos porque existe el compromiso de rendir cuentas y mostrar a los ministerios involucrados en el proceso de NDC cómo el país está siguiendo el progreso de las medidas y metas establecidas. en el NDC.

Entrevista a Virgínia Sena, de la División de Cambio Climático del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente de Uruguay.

La transparencia se llama la columna vertebral del Acuerdo de París, pero ¿por qué es importante que Uruguay fortalezca su sistema nacional de transparencia?
Uruguay ha enfrentado el cambio climático y los compromisos con el CMNUCC desde hace mucho tiempo, y sabemos que los procedimientos y directrices de las modalidades aún no están decididos, pero para Uruguay es útil para los propósitos nacionales fortalecer la transparencia nacional sobre el cambio climático. Además, los problemas de transparencia no son nuevos para Uruguay, por ejemplo, tenemos una serie de tiempo muy importante para el inventario de GEI, desde 1990 hasta ahora, y en diciembre del año pasado presentamos el segundo BUR con el inventario para el año 2014.

También hemos avanzado en la programación de medidas de mitigación y adaptación y ahora estamos empezando a desarrollar un sistema para monitorear estas medidas. Pero para monitorear estas medidas hay mucho trabajo por hacer, y nuestro proyecto CBIT está muy enfocado en eso. Es decir, para encontrar metodologías, desarrollar indicadores para rastrear la implementación de esas medidas.

Parece que el proyecto CBIT de Uruguay está muy vinculado a su contribución nacional determinada.
Está muy relacionado con la implementación de nuestra contribución determinada a nivel nacional (NDC). Elaboramos la propuesta de proyecto durante el proceso de elaboración. nuestro primer NDC. Presentamos nuestra primera NDC en noviembre del año pasado, y terminamos la elaboración de la propuesta de CBIT también en noviembre. Estos procesos han sido muy cercanos, y las necesidades para el proyecto provienen de la NDC. En el NDC, establecemos el compromiso para llevar a cabo algunas medidas de mitigación, adaptación y creación de capacidad, establecemos objetivos y, por supuesto, tenemos que elaborar más sobre estas medidas y, en particular, encontrar indicadores para monitorear el progreso. Estas tareas se fortalecerán con el apoyo del CBIT.

Así que, por supuesto, tenemos el Acuerdo de París en mente, pero a pesar de los compromisos internacionales para Uruguay, es muy importante desarrollar un sistema de monitoreo y verificación para propósitos domésticos. El proceso de NDC fue un proceso nacional que involucró a los ministerios e instituciones además del Ministerio de Medio Ambiente. Y así tenemos el compromiso nacional de mostrar a otras instituciones el seguimiento del progreso de estas medidas, a pesar de los compromisos internacionales. Entonces, el proceso de CBIT es importante para los intereses nacionales de Uruguay.

Uruguay es uno de los primeros países en acceder a los fondos del CBIT. ¿Fue estratégico ser el primer impulsor?
El soporte CBIT Es muy oportuno continuar con el proceso interinstitucional que comenzó con la elaboración de la Política Nacional de Cambio Climático, que fue aprobada en 2017 por un decreto del poder ejecutivo, y luego el proceso NDC también en 2017. Tenemos todas estas instituciones ya comprometidas en el área de transparencia y sensibilizadas con respecto a los problemas climáticos, por lo que contar con el apoyo para continuar este proceso es muy oportuno.

También hay apoyo político para avanzar en el área de la transparencia climática. Uno de los indicadores de ese apoyo fue la aprobación por decreto de la política nacional de cambio climático y nuestro primer NDC. Nuestro primer NDC también fue abierto para consulta pública. El cambio climático se reconoce como un tema importante, no solo en relación con los compromisos para reducir sus emisiones, sino también teniendo en cuenta la vulnerabilidad del país al cambio climático. Por ejemplo, nuestro NDC no solo presenta medidas de mitigación sino también medidas de adaptación que implementaremos para enfrentar el cambio climático.

¿Cuál es la visión de Uruguay para el sistema que se va a construir para la transparencia y qué hará el CBIT al respecto?
El proyecto CBIT apoyará el trabajo del grupo de trabajo de la tarea en el Informe y Verificación de Medición (MRV) del NDC. Este grupo se creó en el marco del Sistema Nacional de Respuesta al Cambio Climático y la Variabilidad, y está trabajando en el diseño de una matriz en Excel, donde tenemos todas las medidas de mitigación y adaptación identificadas en el NDC. Estamos estudiando los indicadores para verificar el progreso y los impactos, y rastrear si podemos alcanzar el objetivo para esa medida o no. También estamos identificando los recursos financieros que ya existen para llevar a cabo estas medidas de mitigación y adaptación, e identificando las brechas en los recursos financieros o en la capacidad necesaria para implementar las medidas.

Este es el sistema que intentamos diseñar, utilizando una hoja de Excel simple para sistematizar la información y entender dónde estamos, las brechas que existen y la información que necesitamos para construir indicadores para los cuales necesitamos comenzar a recopilar datos. El apoyo del CBIT aumentará el número de consultores que participan en este trabajo.

Entonces, ¿el proyecto CBIT de Uruguay también se centra en las medidas de adaptación y en el seguimiento del apoyo necesario y recibido?
El proyecto CBIT también mejorará el seguimiento del progreso de las opciones de adaptación. Las opciones de adaptación se identificaron en el pasado, con algunos estudios sobre vulnerabilidad, precipitación y aumentos de temperatura. El proyecto CBIT profundizará los indicadores para el seguimiento de la implementación de las medidas y también para el seguimiento del apoyo necesario para implementar estas medidas de adaptación.

Estamos pensando que, para cada una de las medidas de mitigación y adaptación, identificaremos los recursos que ya existen, tanto de recursos nacionales como de apoyo internacional. Y también el problema transversal que es la capacidad técnica e institucional, lo analizaremos e identificaremos lo que no está disponible. Tal vez, cuando pasamos por este proceso, identifiquemos alguna capacidad que no existe en el país, que tendremos que aumentar, aprender o tener nuevas metodologías o conocimientos para la medición.

¿Cómo es su experiencia con el aprendizaje de igual a igual en el área de la transparencia? ¿Podría dar algunos ejemplos?
La experiencia más relevante que tenemos sobre el aprendizaje entre pares fue a través de nuestra participación en Rojo INGEI. Participamos en Red INGEI, y en realidad ahora soy el punto focal en esa red desde Uruguay. El intercambio que tenemos en las reuniones de Red INGEI es útil y nos fue útil en relación con el sistema de inventario nacional. Por ejemplo, aprendimos de la experiencia de Chile en la construcción de ese sistema en su país, y avanzamos el año pasado para diseñar e implementar el sistema nacional de GEI para Uruguay. Creemos que para los intercambios entre pares es muy importante que hablemos el mismo idioma. Puedo expresarme en inglés, pero no es lo mismo si puedo hablar en español. Siempre es útil ver lo que están haciendo otros países y ver cómo están pensando en el tema del sistema MRV, que es muy nuevo para los países en desarrollo. Definitivamente podemos aprender unos de otros.

¿La red Red INGEI solo se basa en reuniones en persona?
Creo que es importante tener reuniones, vernos cara a cara, no con mucha frecuencia pero al menos una o dos veces al año. Porque el cara a cara trae confianza y ayuda a construir lazos. Entonces, si estoy en Uruguay y la otra persona que ya conozco está en Colombia, podemos comunicarnos a distancia. Establecer estos lazos es importante para sostener la colaboración a largo plazo. Pero, por supuesto, también usamos el correo electrónico. Estos son en su mayoría contactos informales. Por ejemplo, con respecto a la comunicación pública y la conciencia pública sobre el cambio climático, vimos que Chile y Argentina elaboraron algunos folletos y folletos, y los tomamos como inspiración para hacer algo similar en nuestro país.

Además, en esta red tenemos la posibilidad de solicitar asistencia técnica sobre algún problema específico. Por ejemplo, le pedimos a otro miembro de la red que viniera a Uruguay para un intercambio de creación de capacidad sobre la incertidumbre de los inventarios. Esta posibilidad y esta oferta de la red es muy útil para los países miembros.

Tiene este gran ejemplo de Red INGEI en el aprendizaje entre pares, ¿cuáles son sus expectativas para la plataforma CBIT?
La expectativa es que tendrá cosas como estudios de caso o ejemplos de otros países que están lidiando con problemas idénticos a los de Uruguay. Por ejemplo, las metodologías que están utilizando para rastrear las medidas de mitigación o las medidas de adaptación. Creo que la plataforma global podría ser útil para eso, si puede proporcionarnos otras experiencias o ideas para aprender. Y quizás también la oportunidad de tener un foro, para que los participantes intercambien. Creo que es importante que los participantes se conozcan entre sí para facilitar la interacción y la participación, porque si no conoces a la persona, es un poco difícil. Sin embargo, dependerá mucho de cómo se estimularán este tipo de diálogos y también de las personas que trabajan en cada país. Quizás los países 4 o 5 lo usarán más y, por supuesto, el problema del idioma es importante.

22 2018 abril

0
Comentarios
Quiénes somos

Virgen sena participó en la elaboración del inventario nacional de GEI desde 1995 a 2005 en Uruguay, siendo responsable de las actividades de compilación y estimaciones de emisiones para Energía, Procesos Industriales y Residuos para las series temporales 1990, 1994, 1998 y 2000. En este período, participó en la elaboración de Comunicaciones Nacionales, liderando grupos de trabajo sectoriales interinstitucionales e interdisciplinarios para la identificación de medidas de mitigación y adaptación. También fue autora principal del sector IPPU para las Directrices del 2006 IPCC y participó en dos revisiones centralizadas para el inventario nacional de GEI de los países del Anexo I organizadas por la Secretaría de la CMNUCC en 2004 y 2005.

El año pasado, como consultora nacional de la División de Cambio Climático del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, elaboró ​​la propuesta de proyecto completo de CBIT de Uruguay, con el apoyo del PNUD, que se aprobó en febrero pasado. Hoy en día, Virginia está trabajando en la División de Cambio Climático, contratada con el apoyo del proyecto CBIT Uruguay. El trabajo en este proyecto se realiza en coordinación con otras instituciones relevantes a través del grupo de trabajo ad hoc del Sistema Nacional de Respuesta sobre el Cambio Climático y la variabilidad. Virginia es también el punto focal desde Uruguay para la Red Latinoamericana de Inventarios Nacionales de GEI (Red INGEI).


Comentarios

Dejanos un comentario

*
*

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

*
Los comentarios sobre CBIT son moderados y deben ser de tono profesional y sobre el tema. Nos reservamos el derecho de eliminar publicaciones a nuestra entera discreción. Por favor vea nuestro comentando pautas para mayor información.